Diseño no siempre se trata sobre el espacio que tenemos, sino sobre que hacemos con el espacio disponible. Solo porque una pieza es pequeña no significa que tus opciones son limitadas. A continuación te presento con unos consejos sobre como estilizar un cuarto pequeño para hacer que se vea más grande sin tener que remover muebles esenciales. No solo me refiero a dormitorios, sin no que salas de estar, baños, pasillos y comedores por mencionar algunos.

Menos es más: Desorden es tu enemigo. Cosas, cosas y más cosas. Las cosas se amontonan en la pieza creando caos, por lo tanto en esta situación menos es más. Organización es clave en espacios pequeños. Ten un lugar indicado para cada cosa, desde ropa en tu closet hasta libros en un estante y lápices en un jarro. El truco es crear buenos hábitos y acostumbrarte a guardar todo en su lugar, de esta manera el cuarto se vera mucho más limpio y amplio.

 

 

 

 

Elije tus colores cuidadosamente: Colores claros iluminan la pieza y crean la ilusión de que hay mucha luz lo cual da la sensación de espacio. Blanco, crema, tonos pastel y grises suaves iluminan la pieza y son ideales para las paredes, pisos y cortinas. Si quieres usar colores más oscuros para darle un toque dramático al espacio, asegúrate de hacerlo de manera inteligente. Usa los colores oscuros de manera escasa para destacar ciertas partes del cuarto, como por ejemplo una pared, el techo, una alfombra o las cortinas. El contraste entre colores claros y oscuros también puede crear contraste y profundidad, agrandando el espacio.

 

Rayas: Pintar rayas en tu pared o usar papel mural puede aumentar la sensación de espacio en un cuarto pequeño considerablemente. Rayas verticales hacen que el techo parezca mucho más alto de lo que realmente es y rayas horizontales alargan la apariencia del espacio. Puedes experimentar con las rayas para ver que grosor de rayas, cantidad y colores funciona mejor en la pieza indicada y combinan con tu estilo. No tienes que poner rayas en todas tus paredes, muchas veces una pared es más que suficiente. También puedes incorporar rayas de otras formas usando alfombras por ejemplo.

Desvía la atención hacia arriba: Cuanto más alto parezca el techo, más grande va parecer el cuarto. Hay varias manera de lograr esta ilusión. La primera manera es de decorar el techo. Pintar el techo de un color oscuro instantáneamente hace que enfoquemos nuestra atención hacia arriba, haciendo parecer el espacio más grande de lo que realmente es. Similarmente, puedes usar papel mural de diseños divertidos. Sin embargo asegúrate de no usar diseños demasiado dramáticos porque esto tendrá el efecto opuesto y crear una sensación caótico en la pieza. Usar cortinas largas también ayuda a alargar el cuarto verticalmente. Para más información sobre como colgar tus cortinas correctamente mira el blog anterior

 

 

 

 

 

 

 

Muchos tonos, un color: Usar un color o distintos tonos del mismo color crea una sensación de coherencia visual, haciendo que el espacio parezca más abierto. La transición suave de los colores no solo es atractivo para los ojos pero también crea unidad en la pieza haciendo que se vea más amplio.

 

 

 

 

 

Los muebles indicados: Cada pieza tiene varios muebles que son esenciales para la función de ese espacio. Por ejemplo una cama en un dormitorio (obviamente!) y sofás en el living, etc. Sin embargo elegir el diseño de mueble indicado para el espacio disponible es muy importante. Elegir muebles grandes con carácter que llenan la pieza pueden hacer que el espacio se vea más arreglado y estiloso. Por ejemplo es mejor tener un sofá grande en un living pequeño que varios sofás más chicos. Esto disminuye el desorden en el espacio haciendo que la pieza se vea más chic y elegante.